¿Pueden Beber Alcohol los Cristianos?

Juan Berrios 27 de febrero de 2014 0 Comentarios

¡Que los Cristianos no pueden beber alcohol! ¡Que los Cristianos no pueden ir a fiestas! ¡Que los cristianos son unos aburridos! Si tu eres uno de los que ha pensado así o cree que es así ¿Que te crees?… jajaja, no, solo bromeo. Lo he escuchado miles de veces y aún me sigo impresionando con aquellos que siendo Cristianos también lo creen.

¿Eres Cristiano?, puedes respirar tranquilo, porque si puedes beber alcohol. La verdad es que no se trata de si bebes o no bebes, porque si te pones a pensar hasta en la Santa Cena hay alcohol, el problema está en cuanto bebemos.

Innegociable

Emborracharse es un pecado y punto. (Efesios 5:18)

El alcohol no está, de por sí, contaminado por el pecado. Un cristiano más bien debería abstenerse de la embriaguez que por resultado produce actitudes que no podemos controlar.

Por lo tanto si eres propenso a caer en adicción, es mejor que te abstengas de beber alcohol. Ahora, si eres moderado, no hay ningun problema en que lo hagas.

En exceso

El tema de los excesos es complicado. Como hijos de Dios debemos estar alerta ante los excesos ya que de una u otra forma estos nos apartan de Dios.

Dios en reiteradas ocaciones en su palabra nos advierte y nos enseña sobre el vicio de beber alcohol. Por ejemplo en Proverbios 20:1 nos dice que el alcohol lleva a cosas insolentes y en 1 Corintios 6:10 se nombra a los borrachos como parte de los que “no entraran en el reino de Dios”.

No se emborrachen con vino, que lleva al desenfreno. Al contrario, sean llenos del Espíritu. (Efesios 5.18, NVI)

Existen quienes creen que si no hay alcohol, no se pasa bien. Y bueno, no entiendo que concepto tienen de “pasarla bien” pero prefiero estar sobrio y recordar todo lo que hago para poder “pasarla bien”.  El alcohol le da personalidad a los tímidos, pero es lo mismo que cuando te tomas algún medicamento para actuar de cierta forma, eso no eres tu realmente.

De que se puede, se puede

Cada uno puede hacer lo que quiera, siempre y cuando no contradiga a su fe ni a Dios, por lo que hay Cristianos que les gusta ir a fiestas y a otros no. Tampoco se trata de estar excluido de todo, se trata de “conservar tu identidad vayas donde vayas“.

Ahora, no pintemos la vida color de rosa, pues todos sabemos lo que nos conviene o no, también sabemos lo que nos es peligroso y los lugares apropiados en donde podremos estar mas seguros. Quizá es preferible una fiesta con amigos, que salir a algún lugar de noche (solo como ejemplo), quizá es preferible beber una bebida o un jugo que beber cerveza… Te lo dejo a tu decision, recordándote que todo en exceso nos hace mal y que debemos glorificar a Dios en todo lo que hagamos.

“En conclusión, ya sea que coman o beban o hagan cualquier otra cosa, háganlo todo para la gloria de Dios. (1 Corintios 10.31, NVI)”


ULTIMOS
ARTÍCULOS

Iglesia