Una guía para Vivir con Menos

Juan Berrios 22 de junio de 2014 0 Comentarios

A Raíz de un artículo que leí en Relevant, encontré interesante hacer una guía (a lo Chilensis) de como podríamos vivir con Menos.

Nuestro mundo es un mundo de excesos. Tenemos cientos de canales por cable. Locales de comida rápida donde compramos porciones gigantes de fritura. Nos invaden con promociones y descuentos para que llevemos el doble. Si hay algo a lo que nuestra sociedad es adicta es a el “más”.

Pero, ¿será necesario vivir con tanta cosa a nuestro alrededor? ¿Acaso no seríamos más felices sin ser esclavos de comprar y comprar? ¿De verdad disfrutamos a cabalidad todo lo que compramos? Creo que la respuesta a estas preguntas sinceramente nos diría que hacer al respecto.

Vivir con menos no se trata de privarse de todo. Se trata de tener sólo lo que es esencial y eliminar el exceso. Una vida sencilla es una con menos posesiones materiales y, a menudo, con más significado.

Entonces, ¿cómo puede una persona simplificar su vida? Bueno, he aquí unos consejos en la búsqueda de simplicidad material 😉

Comprar por Comprar

Llamamos “comprar por comprar” a todos esos arranques por adquirir cosas que de verdad no son fundamentales. Podemos no estar en la ruina, pero esta no es razón para desesperarnos por gastar todo el dinero en cosas que simplemente “no tendríamos que comprar“.

Es bueno hacer este ejercicio: cuando va pasando el día ir pensando en cada cosa que usamos o consumimos, si es necesaria o podríamos prescindir de ella. Después de esto te aseguro que reducirás por lo menos un 40% las cosas que usas a diario.

Muchas veces la tentación por comprar es muy fuerte. Te recomiendo eliminar las suscripciones a anuncios por correo (aparecen al final del correo), llevar una lista cuando vayas a comprar, llevar el dinero justo cuando vayas a comprar y evitar el “vitrineo fantasía” (más adelante te explico que es esto).

Uno a la vez

Con esto te vas a sentir muy identificado. Tenemos la mala costumbre de no terminar un producto y ya volver a comprar otro nuevo. El shampoo del baño es el caso acá en mi casa, no sé porque pero siempre que vamos al supermercado volvemos a comprarlo a pesar de que nos queda la mitad de la botella aun (xD).

Cuando esto sucede se produce un desorden innecesario además de que estamos muchas veces botando el dinero, pues en ocasiones botamos el producto antes de haberlo consumido por completo por el hecho de que ya está muy gastado. Quizá aún sirve, gastado no significa basura.

¿Te falta o lo quieres?

Gran porcentaje de lo que compramos y no nos sirve es porque simplemente lo encontramos lindo, bonito, bien presentado o simplemente nos tragamos la publicidad que nos ofrece el producto, y eso además de hacernos parte de esto circulo vicioso de consumo, nos hace mal al bolsillo y nuestra conducta como consumidores.

Entonces, antes de comprar algo quizá debemos preguntarnos ¿de verdad lo necesitamos o solamente lo queremos?.

Vitrineo Fantasía

Ahora si te explico, el vitrineo fantasía es ir a una tienda sin tener dinero y pasarnos minutos, horas, tardes enteras mirando y mirando productos que no podremos comprar, para alimentar la sensación de comprar y de conseguir lo que queremos.

Esta actividad (muchas veces familiar) nos está haciendo mal. Porque estamos alimentando un sistema comercial que nos invita a comprar y comprar, porque sino no seremos felices. Es más, mucha gente es más feliz en las tiendas que en su propio hogar. Enfermedad social.

Ordenar

Vivir con menos no se trata de privarse de todo. Se trata de tener sólo lo que es esencial y eliminar el exceso

Sin duda, una actividad que nos ayudará a enfocarnos en lo necesario para vivir se llama: ordenar. Y mientras más estricto seas al hacerlo más cosas innecesarias desecharas y más simple será tu vida.

Pero ordenar no se trata de hacer espacio solamente, se trata de reflexionar en lo que de verdad nos es útil y necesario y lo que no regalarlo, reciclarlo, venderlo, donarlo o botarlo (fíjate que dejé botarlo para el final) ¿Te has puesto a pensar cuantas cosas que tenemos y no ocupamos pueden ser útiles para otros?.

Vivir de una manera más simple, no es una forma de sentirnos más realizados espiritualmente, sino que es una forma de no caer en el materialismo obsesivo, o quizás de salir de ahí. Espero que puedas vivir tu vida de una manera más simple, también en las cosas que usas diariamente.


ULTIMOS
ARTÍCULOS

Iglesia