Una pregunta que para algunos parecerá tonta y para otros muy cliché: ¿Puede un Cristiano tener o hacerse tatuajes en su cuerpo?. Quizá muchos de ustedes tienen este tema zanjado, pero muchos aún no resuelven esta pregunta en sus vidas o simplemente no serían capaces de responderla. Este post es para ambos grupos.

Primero que todo, no quiero imponer mi forma de ver las cosas, simplemente quiero exponer objetivamente lo que pienso.

Templo de Dios

Podríamos, decir que los tatuajes no deben «manchar nuestro cuerpo» porque es «templo de Dios», pero ¿Es realmente algo que le hace mal a nuestro cuerpo?.

También podríamos citar Levítico 19:28

No te hagas cortes en el cuerpo por los muertos ni te hagas tatuajes en la piel. Yo soy el Señor.

Pero también estaríamos citando la biblia como cualquier libro sin contextualizar y ni saber porqué Dios dijo esto.

El texto de Levítico es una orden de Dios a quienes se hacían cortes y tatuajes para adorar a sus ídolos. Sin embargo, en nuestra realidad actual, tatuarse no implica necesariamente una adoración a ídolos.

Obviamente damos por entendido que cualquier cosa que hagamos con la disposición de ofender a Dios, en forma de rebeldía contra Él, es pecado. Y esto aplica para todo lo que hacemos.

Cuestión de Gustos y Conciencia

Ahora, existe una implicancia artística en el tatuaje que yo en lo personal la considero como tal. Algunos, sin embargo, no les gustará ver la piel marcada con tinta (aunque sea de una forma muy artística). Este es el punto en que digo: «cada uno puede tener su opinión».

Así que bíblicamente es inapropiado enseñar que el tatuaje es malo.

Entonces, respondiendo a la pregunta de «Si un Cristiano puede…«. Claro que sí. Sin embargo, es evidente que existe una intención para realizarlo. Por lo que debemos preguntarnos ¿Cuál es la razón que motiva a tu corazón hacerte uno? o mejor dicho ¿Tu cuerpo entero sigue glorificando a Dios después de tatuarte?.