10 Consejos sobre Sexualidad para Personas Solteras por John Piper

Equipo RESURGENTE 16 de marzo de 2017 0 Comentarios

Tengo diez consejos para personas que no están casadas pero que tienen que tienen que lidiar con los deseos sexuales. Algunos de estos tienen una orientación masculina, porque conozco mejor esas tentaciones que las femeninas. Algunos son “cosas que hacer” y otros “cosas que evitar“, pero intento que todos sean positivos en el sentido de que todos perseveren tu libertad de cualquier esclavitud, excepto una: esclavitud de Dios.

1. No Busques gratificación sexual a través de la masturbación

La masturbación no va a reducir la presión sexual por mucho tiempo, se vuelve un hábito, produce culpa, y contradice al diseño de Dios para la sexualidad. Nuestros cuerpos y deseos fueron diseñados para la unión sexual de las personas, y la autoestimulación contradice ese diseño e inevitablemente se siente incorrecto.

Pero tal vez, lo peor de todo es que la masturbación está acompañada inevitablemente por fantasías sexuales en la mente que no haríamos en la realidad. De esta forma nos volvemos como los fariseos: muy limpios por fuera, pero por dentro llenos de perversión.

2. No busques gratificación sexual en tocar o ser tocado por otra persona

Incluso si no hay relaciones sexuales. Todo el mundo sabe que las caricias íntimas son el preludio y la preparación para tener relaciones sexuales. Si te detienes quedas frustrado y terminas en la masturbación. por lo tanto, eso pertenece al matrimonio.

Ahora, cuando el compromiso permanente (que caracteriza el matrimonio) no está presente, las caricias se convierten en una manipulación de la otra persona para lograr una exitación barata, personal, privada y física y por lo tanto contradice la ley del amor. Transforma el cuerpo de la otra persona en una herramienta para la masturbación y esa no es la forma en que Dios quiere que sea usado.

Dios nos hizo de tal manera que si tratamos de transformar ese momento de caricia en un momento personal y espiritual de amor, no seremos capaces de hacerlo sin hacer “promesas de fidelidad“. Me explico. Nuestros corazones dicen: “tu puedes tocarme porque…” “prometiste no dejarme ni olvidarme“, “puedes tenerme porque eres como yo“, estamos hechos de manera que rogamos por permanencia mientras entregamos nuestros más íntimos regalos. Y este tipo de caricia le pertenece al matrimonio.

3. Evita la estimulación sexual innecesaria

No se necesita mucho cerebro para saber que hay suficientes lugares en esta ciudad para mantener lívido de una persona las 24 horas del día.

Visitar estos lugares es suficiente tentación. Pero la verdadera prueba es lo que haces con las fuentes “legítimas” de estimulación sexual: películas no aptas para todo público, revistas, periódicos, televisión, incluso las letras de las canciones. En nuestra sociedad no se puede escapar de la estimulación sexual, pero puedes rechazarla. Y se puede evitar a menudo cuando se ve venir. Esta es la gran prueba de si somos esclavos o libres, podemos decir que no a la esclavitud de nuestras pasiones físicas.

4. Cuando la estimulación venga y el deseo sexual se incremente haz un acto muy consciente de traspaso a Cristo

Me gustaría haber aprendido esto mucho antes en mi vida.

Vas por la calle y un cartel o una publicidad planta la semilla del deseo sexual y de gratificación sexual en tu mente, ¿Qué haces? tomas ese deseo y haces una oración:

Jesús, tú eres mi Señor y mi Dios, y mi mayor deseo es conocer tu amor y obedecerte y deleitarme en ti, por lo que este deseo te lo entrego a ti, lo tomo de tu enemigo, se lo quito y te lo entrego a ti. Muchas gracias por liberarme de la esclavitud del pecado.

Es increíble cuanto poder podemos tener sobre nuestros propios deseos.

5. Ora para que Dios incremente tu amor por Él

Ora para que Dios te de un amor por El cada vez más grande, ese deseo de conocerlo y amarlo por sobre todo lo demás.

Leí un sermón de Thomas Chalmers, un viejo predicador Escocés, titulado “El poder repelente de un Nuevo deseo“, que decía: “La manera más efectiva de deshacerse de un deseo que no quieres, es reconocer que está ahí, admitirlo y expulsarlo con un deseo nuevo.” Recuerda lo que Jesús dijo:

»Cuando un espíritu maligno sale de una persona, va al desierto en busca de descanso, pero no lo encuentra. Entonces dice: “Volveré a la persona de la cual salí”. De modo que regresa y encuentra su antigua casa vacía, barrida y en orden. Entonces el espíritu busca a otros siete espíritus más malignos que él, y todos entran en la persona y viven allí. Y entonces esa persona queda peor que antes. Eso es lo que le ocurrirá a esta generación maligna. (Mateo 12:43-45, NTV)

Lo mismo pasa con los deseos sexuales, debes reemplazarlos con algo nuevo, un nuevo deseo. La oración es el llamado de ayuda de Dios para producir esos nuevos deseos en tu corazón.

6. Lava tu Mente en la palabra de Dios

Jesús oró, “Santifícalos en la verdad. Tu palabra es verdad” (Juan 17:17). La verdad santifica. No hay nada mejor para renovar la mente y el corazón y que nos permite evaluar las cosas de la forma en que Dios las evalua como lo es la meditación constante en la Palabra de Dios. La persona que no toma la espada del Espíritu (Efesios 6:17) va a perder en la batalla por su cuerpo.

7. Mantente Ocupado

Mantente ocupado y cuando haya necesidad de esparcimiento, elige lo que es puro, amable, benevolente, excelente, digno de alabanza (Filipenses 4: 8). El ocio en un mundo como el nuestro es buscar problemas.

Es mucho más difícil para la tentación sexual ganar espacio en nuestras vidas cuando estamos ocupados en alguna tarea productiva, pero le es muy fácil ganar espacio cuando estamos ocioso.

Y si necesitas un poco de aire fresco ve a caminar por el parque, no hacia los lugares de tentación.

8. Intenta no pasar mucho tiempo a Solas

Intenta estar con personas cristianas a menudo. “No dejen de congregarse, sino animarse unos a otros” (Hebreos 10:25). Habla de tus luchas con amigos de confianza que compartan la fe. Oren unos por otros y responsabilícense unos de otros.

9. Esfuerzate por pensar en todas las personas (especialmente personas del sexo opuesto) en vista de la eternidad

No es fácil fantasear sobre una persona si piensas en el tormento eterno que sufrirán en el infierno debido a su incredulidad. Tampoco es fácil desnudar en tu imaginación a una persona que sabes que es una hermana o un hermano en Cristo.

Así que de ahora en adelante no consideramos a nadie según criterios meramente humanos. Aunque antes conocimos a Cristo de esta manera, ya no lo conocemos así. (2 Corintios 5:16, NVI)

Consideremos a todo el mundo desde la perspectiva eterna de Dios.

10. Busca primero el Reino y todas las necesidades sexuales te serán añadidas

Más bien, busquen primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas les serán añadidas. (Mateo 6:33, NVI)

Todas las necesidades, puede ser una pareja, puede que sea la gracia y la libertad de ser soltero en pureza,en gozo y en alegría. Eso depende de Dios. De nosotros depende “buscar el reino“. Lo que significa, en otras palabras, que nuestras pasiones incontenibles en la vida deben ser glorificar a Dios en nuestros cuerpos. Liberarnos de cualquier esclavitud menos una: la gozosa y gratificante esclavitud a Dios.

Adaptado por: Juan Berrios

By John Piper. © Desiring God Foundation. Source: desiringGod.org


ULTIMOS
ARTÍCULOS

Iglesia