10 Cosas que definen a un Valiente

Juan Berrios 29 de junio de 2014 2 Comentarios

¿Te crees muy rudo eh? ¿te crees un valiente de tomo y lomo? Puedes vamos a ver que tan cierto es eso.

Aquí te traigo 10 cosas que definen a un verdadero valiente, y no me refiero a un titan de dos metros que intimida con la apariencia y por el que todos apuestan a ganador, me refiero a una actitud que viene desde adentro (no es un comercial de Gatorade). Ser valiente es una cuestión de convicción, no de fuerzas. Veamos.

1. Lucha contra el Mundo

Absolutamente nadie es valiente si se deja llevar por la corriente, un hombre o mujer de Dios siempre busca hacer la voluntad de Dios, por lo que seria ilógico pensar que se debe dejar llevar por las corrientes y costumbres que van en contra de su palabra, ya sea por estar de moda o por rebeldía, no es una opción dejar de nadar en contra.

2. Lucha contra el Temor

En muchas formas Dios nos enseña a “no temer“, es más, nos ordena que no debemos temer. Entonces, que hace un valiente en medio del temor… se aferra a la palabra de Dios que dice “no te abandonaré”, se aferra a la fidelidad de Dios “yo estoy contigo” y a su increíble poder para vencer “Te daré fuerzas y te ayudaré”. (Texto entre comillas de Isaias 41:10)

3. Lucha por Amor

También es un mandato, porque odiar es muy fácil pero amar es para los valientes.

La vida de un hijo de Dios debe ser una lucha por amor, una lucha por seguir a Cristo a pesar de las circunstancias, una lucha contra nosotros mismos y nuestro pecado, una lucha por amar a quienes no nos aman, una lucha por alcanzar la Santidad.

Ser valiente es amar a otros porque Dios nos amó primero y entregarnos por otros porque el se entrego primero por nosotros.

4. Tiene sus Metas Claras

Quien no sabe porque vive ni cual es el motivo de porque hoy se levantó no puede vencer.

Un valiente sabe que Dios es quien lo guía y lo sostiene y se apega a su palabra para vivir. Estas son sus metas, vivir para Dios y para su justicia. Gozar de Dios, amarlo, adorarlo y exaltar su grandeza por sobre todas las cosas. Y dentro de estas metas, Dios pone metas individuales para cambiar al mundo y serle útil a la sociedad. Provocar un cambio. Ser diferentes.

5. No depende de sus Fuerzas

Un verdadero valiente conoce y tiene la convicción de que por sus propias fuerzas no puede vencer. ¿Por qué David derrotó a Goliat? ¿Por qué Moisés y el pueblo de Israel pudieron pasar por el mar para escapar de quienes los tenían esclavos? Sencillo, porque sus fuerzas descansaban en Dios. Dios da la victoria y Dios hace que lo imposible para nosotros sea posible.

6. Mira los obstáculos a la cara y los enfrenta

“Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien” (Romanos 8:28)

Las cosas que llamamos obstáculos en nuestra vida simplemente son momentos para aprender y poner en práctica la palabra de Dios. Un valiente sabe que todo lo que se le presenta en la vida le ayuda a bien, así que no teme a enfrentarlo.

7. Es fuerte aún en la debilidad

Y El me ha dicho: Te basta mi gracia, pues mi poder se perfecciona en la debilidad.
Por tanto, muy gustosamente me gloriaré más bien en mis debilidades, para que el poder de Cristo more en mí.
Por eso me complazco en las debilidades, en insultos, en privaciones, en persecuciones y en angustias por amor a Cristo; porque cuando soy débil, entonces soy fuerte. (2 Corintios 9-10)

Cuando decimos valiente, se nos viene a la cabeza alguien bien parado y que por su apariencia física puede hacerle frente a lo que sea, pero nunca se nos pasaría por la cabeza pensar en alguien aparentemente derrotado y sin esperanzas.

Bueno, así estábamos nosotros antes de que Jesus nos rescatara en la cruz: derrotados y sin esperanzas, pero aún así logramos ponernos de pie, más fuertes que nunca, porque en esa debilidad confiamos en el poder de Dios que nos levantó de la muerte y nos dio vida. Y así como nosotros somos débiles, Dios nos hace fuertes por sus fuerzas, a Dios no le sirven quienes piensan que se la pueden solos.

8. No teme a Comprometerse

Un verdadero valiente busca ser útil, busca ser líder, busca ser luz en la oscuridad.  Y para eso debe asumir compromisos que lo llevarán a embarcarse en desafíos tan grandes como sus recompensas. Sabe que para que cosas ha sido llamado y no huye de ellas.

Un verdadero valiente toma decisiones en momentos difíciles, no huye de la pelea cuando las cosas se ponen pesadas. Pero nunca busca pasar a llevar a otros ni imponer sus ideas por sobre las de Dios.

Es humilde, busca la verdad, busca la justicia, busca el reino de Dios.

9. Toma la Victoria con sus manos

Les he dicho todo lo anterior para que en mí tengan paz. Aquí en el mundo tendrán muchas pruebas y tristezas; pero anímense, porque yo he vencido al mundo. (Juan 16:33, NTV)

“Jesús ha vencido al mundo“, esta frase más que ser un buen lema de valentía es una certeza que invita a un valiente a tomar la victoria y vivir con ella.

Cuando te encuentres en la batalla o en el momento en que creemos que el pecado nos vence, debes pensar:

¿Qué estoy haciendo? Dios ya me dio la victoria ahora solo debo tomarla

Los valientes son los que toman esta victoria en sus manos y la hacen suya, su triunfo se debe al triunfo de Jesús sobre este mundo.

10. No se jacta de sus Triunfos

Un verdadero valiente no se jacta de sus triunfos, todos ellos han sido dados por Dios.

Nada seríamos sin el amor y la misericordia de Dios. Solo a Él sea la gloria y la honra por siempre.


ULTIMOS
ARTÍCULOS

Iglesia