3 Cosas sobre la Muerte de Jesús para reflexionar

Juan Berrios 14 de abril de 2017 0 Comentarios

Hoy recordamos la muerte de nuestro señor Jesús. Que siendo Dios vino a la tierra para darnos un propósito verdadero más allá de esta vida. En este post recordamos tres cosas importantes respecto a la muerte de Jesús.

Jesús nos sustituyó

En teología se habla del término “sustitución“. Este señala que Jesús, siendo Dios, vino a habitar entre nosotros, vivió una vida santa y murió en nuestro lugar. De este modo su vida y muerte ahora son acreditadas como si fuesen las nuestras ante la justicia de Dios.

Según la palabra de Dios, la persona que pecase, tendrá que morir (Romanos 6:23), así que alguien tenía que morir. También dice que, el que transgrede un solo mandamiento los transgrede todos (Santiago 2:10), así que solo alguien que hubiese vivido una vida santa podía salvarnos.

“Pues Dios hizo que Cristo, quien nunca pecó, fuera la ofrenda por nuestro pecado, para que nosotros pudiéramos estar en una relación correcta con Dios por medio de Cristo.” (2 Corintios‬ ‭5:21‬ ‭NTV‬‬)

Recordamos que Jesús tomó el lugar que nosotros merecíamos.

Jesús cargó con nuestra Humillación

La crucifixión era un acto de entretenimiento sádico para los Romanos, ellos, aparte de torturar de manera horrorosa a quien iban a matar, idearon un ritual totalmente inhumano de burlas y desprecio para satisfacer su bajos instintos.

Jesús vivió por nosotros todo ese calvario de burlas, dolor, sufrimiento y desprecio sin merecerlo. Fué tratado como el peor de los pecadores por unos verdaderos pecadores. Los fariseos religiosos lo entregaron, el pueblo prefirió dejar en libertad a un asesino en lugar de Él.

Recordamos que Jesús fue humillado como nosotros merecíamos ser humillados.

Jesús venció

Si Jesús muere pero no resucita, no tiene sentido nada de lo que creemos. Pero tenemos por fe esta verdad: “Jesús venció a la muerte“.

Debemos entender que la resurrección de Jesús no fue un acto de simbolismo religioso, o algo que ocurrió en algún mundo espiritual, Jesús resucitó en cuerpo y alma con poder.

“Jesús le dijo: Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque muera, vivirá, y todo el que vive y cree en mí, no morirá jamás. ¿Crees esto?” (Juan 11: 25-26, LBLA)

Recordamos que Jesús venció a la muerte y nos dio vida eterna.


ULTIMOS
ARTÍCULOS

Iglesia