7 Cosas positivas de Enfrentar la Presión

Juan Berrios 1 de junio de 2014 0 Comentarios

Dios en su perfecta voluntad a veces nos pone las cosas difíciles para hacernos mejores hijos suyos. Pero quizá la forma en que estamos actuando cuando hay presión en nuestras vidas sea la que aun no nos deja ver frutos y cosas positivas después de enfrentarla. Hoy te dejo 7 Formas en que la presión puede ser muy positiva y beneficiosa para nuestra vida.

1. Nos enseña a Confiar

¿Se puede conservar la calma en medio de la tormenta? Dios nos dice que si. Pero el secreto para hacerlo no está en controlar nuestros nervios o en convertirnos en levitadores. Sino en dejar de confiar en nosotros. No, esto no es una contradicción.

Dios en su perfecta voluntad a veces nos pone las cosas difíciles para hacernos mejores hijos suyos. En muchos casos, nuestra confianza está en lo que con nuestros propios medios podemos lograr. En que si vemos que hay algo que se escapa de nuestra manos, lo tenemos que esquivar, o en el caso de ya no poder hacerlo: sufrir y desesperarnos.

Pero la presión en nosotros (los que creemos en Dios) debe hacer volvernos a Dios y a lo que Él puede hacer. O sea, a dejar en sus manos lo que con nuestras fuerzas no podemos llevar a cabo. Solo así podemos experimentar como todo el peso, se vuelve ligero y más fácil de llevar, porque el Dios que está de nuestro lado es fuerte, entonces viene la calma y viene la victoria.

2. Nos da Humildad

La sabiduría de Dios en uno de sus hijos después de haber experimentado presión es capaz de decir “Nada soy… sin las fuerzas de Dios, ¿De que me sirve enaltecerme en algo?”

Llega un momento en la vida en que este “super-hombre” que creía que podía hacer y enfrentar todo a su manera, tiene que admitir que no es así. Pues las posibilidades de vencer se comienzan a agotar. En esos casos solo Dios puede prestarnos una mano y ayudarnos a lidiar con todo. Éste es uno de los propósitos por el que Dios deja que pasemos cosas complicadas; para que recordemos quienes somos y quien es Él.

3. Nos Hace ser Eficientes

La presión muchas veces puede ser “un limite de horario“, “un plazo definido” o “una tarea específica“. Puedo decir con todas sus letras que “Somos mejores trabajando a Presión”. Y más encima en estos días ya casi no existen trabajos en los que no seamos presionados para terminar algo. La presión nos vuelve responsables y nos obliga a abandonar la pereza para cumplir con el objetivo.

No existe algo completamente eficiente si no hay de por medio un compromiso. La idea de trabajar a presión es comprometernos a resolver lo que Dios nos pone por delante, pero sujetos de su mano.

4. Nos hace Fuertes

Cada vez que vemos que “no podemos” y le pedimos que sea Él quien nos ayude, somos fortalecidos en su poder. Si existe la prueba, existe la forma de resolverla y si existe la forma de resolverla con Dios somos más fuertes que antes.

Y como dice filipenses: “Dios nos da las fuerzas para hacer todo lo que nos es difícil o a veces imposible“.

5. Nos enseña a Perseverar

¿Porque Jesús venció a la muerte? Porque es Dios y la muerte no puede contenerlo. Pero ¿Qué hubiese pasado si Jesús se hubiese rendido antes de haber sido crucificado? no tendríamos la salvación, no tendríamos esperanza.

Las cosas más grandes y extraordinarias se logran siendo perseverantes. Y la presión cumple un papel importante en esto.

Esos obstáculos que se presentan en medio del camino impidiéndonos llegar a nuestra meta muchas veces son la pereza, la timidez, los prejuicios ,etc. Pero la presión dice “no hay excusa. Tienes que hacerlo porque tienes que hacerlo”. Entonces, quitas el obstáculo con ayuda de Dios y sigues adelante.

6. Nos Hace Sabios

Los momentos de pruebas siempre nos moldean y nos pulen a imagen de Dios. Dios no deja que pasemos estas cosas porque si, tienen una consecuencia: hacernos más sabios en Él. Es por eso que cada momento de presión es momento de aprender, de conocer cual es la voluntad de Dios y que es lo que quiere para nuestro futuro.

7. Nos da Valentía

¿Quién no se a sentido más valiente una vez que pasa la prueba? Te sientes más preparado y eso te da valentía para enfrentar el futuro. Esto solo puede se lograr después de haber entendido que sin confianza en Dios no hay camino que nos lleve a la victoria.


ULTIMOS
ARTÍCULOS

Iglesia