11 Cosas que te hubiese gustado saber a los 18

Juan Berrios 10 de agosto de 2014 2 Comentarios

Cumplir la mayoría de edad puede ser emocionante y a la vez desconcertante. Muchos que pasan por esta etapa de la vida coinciden en que se encuentran terminando la enseñanza media y comenzando a trabajar, o quizá a estudiar en una universidad. Ante un futuro tan incierto nadie nos dice que camino tomar tiene asegurado nuestro bienestar o nuestro éxito. Es como una especie de emancipación simbólica de todo lo que estábamos acostumbrados a hacer.

Además de todo el significado se nos viene encima la presión de “ya no ser niños ni adolescentes” sino que comportarnos ya como unos verdaderos “adultos” y responder ante la vida y la sociedad.

Y bueno, a pesar de todas estas cosas, es una linda etapa en la vida, que muchos de los que escribimos aquí estamos o hemos pasado y es por eso que (seas menos o mayor) te interesará esta lista de 18 cosas muy ciertas sobre la etapa de emancipación social llamada: los 18.

1. Equivocarse está bien, mientras no hayas sabido que esta mal

Todos suelen decirte que es lo correcto y lo incorrecto con respecto a tu futuro. Y aunque hay cosas de las que obviamente “no somos extraterrestres” y sabemos que están mal. Tu futuro se trata de “cuanto amor y dedicación destines para el”. Te puedes equivocar, pero no te quedes con la duda de “y si me hubiese atrevido a…“. Y Con esto no me refiero a tomar decisiones impulsivas.

2. No te Preocupes por “lo que los demás piensan”. Preocúpate por “lo que Dios piensa”

Siempre es bueno escuchar las criticas que vienen de la gente que te ama. Pero en la vida suele haber gente que envidia lo que tienes, y por eso te critica, o simplemente lo hace para bajarte el ánimo. Mientras no te engañes a ti mismo y tu relación con Dios sea sincera sigue adelante, sino es así, pide a Dios la fuerza y determinación para cambiar.

Lee También: 5 Razones de como la Critica puede ser buena para ti

3. Nunca elijas tu Profesión por “Cuanto vas a ganar”

El mundo está mal, no se debería trabajar por dinero, y si fuese el caso, no debería ser lo primordial.

Suena lógico, pero es el motivo principal de porque muchos productos y servicios que adquirimos suelen tener fallas o ser insatisfactorios. Solamente piénsalo, ¿Te gustaría ser atendido por un medico que “odia ser médico”?. Definitivamente no. Alguien que ama lo que hace en la mayoría de los casos pondrá toda su determinación y empeño en “hacer bien lo que hace“.

Elige tu profesión por las cosas que te gustan hacer o por las cosas que te apasionan, no por dinero. El mundo está mal, no se debería trabajar por dinero, y si fuese el caso, no debería ser lo primordial.

4. El “nunca quedas mal con nadie” no es Correcto

Hacer enemigos no depende de ti, sino de los demás, lo importante es mantenerte en los caminos de Dios.

Es imposible agradar a todo el mundo. Y la gente que busca hacerlo vuelve su vida totalmente más difícil y falsa. Lo más preocupante de esto es que el querer llevarse bien con todos siempre terminará rebajando tu opinión ante otros, incluso ante quienes evidentemente están equivocados.

Una de las cosas que nos hace distintos e importantes ante el resto es nuestro poder de individualizarnos en las opiniones y formas de ver las cosas. Por sobre todo en el tema de tus creencias (y aunque  suene fuerte) “la mayoría de las personas en el planeta cree cosas equivocadas”. No puedes decir que si a todo, eso terminaría destruyendote. En pocas palabras: hacer enemigos no depende de ti, sino de los demás, lo importante es mantenerte en los caminos de Dios.

5. El Necesitar de alguien que te ayude no te hace más débil

Definitivamente no. Hay cosas para las que no estamos preparados y necesitamos una mano, un consuelo o una palabra de aliento. Simple.

6. Eres 100% Responsable de lo que Haces

El resultado de muchas de las cosas que hagamos va depender de un grupo de cosas, pero en todas tendremos implicancia. O sea que todo el resultado de lo que hagamos (incluyendo también a los que participen) dependerá de cuan buenas decisiones tomemos o no. Si bien, confiamos en la soberanía de Dios sobre todas las cosas, y que nada sucede al azar, Él nos dejó su palabra para algo… así que si no quieres tomar malas decisiones: léela y ora.

7. Ser Agradecido no se trata de Ti

Ser agradecido no es solamente una puerta a entender lo maravillosa que es tu vida y a valorar el éxito que tienes en tu futuro, sino que también es una manera de vivir convencido del amor inagotable de Dios por Ti.

8. Evita Compararte

Desde pequeños nos enseñan a ponernos metas y desafíos. Procura que estas no estén formando parte de la vitrina del éxito. Evita seguir sueños ajenos y deja que Dios te haga alguien único.

Lee También: Dios nos llama a Ser Originales

9. Si el trabajo no se trata de “Competitividad” tampoco se trata de “Egocentrismo”

A los que fuimos criados en alguna Fe, siempre nos dijeron que “los hijos de Dios deben destacarse por sobre los otros“, pero ¿a costa de Qué?. Mientras no somos participes de una competencia entre compañeros tampoco nos convirtamos en unos ídolos para nuestra generación. ¿Eso tampoco sería correcto o si?

Sobre todo, hagamos bien nuestro trabajo, teniendo en cuenta que todo lo hacemos para Dios.

10. Ser Impuntual “no está bien”

La mayoría de las personas lo ven como algo de no mucha importancia. Pero tu puntualidad hablara de ti en el momento que tengas que trabajar, estudiar y responder ante tus deberes. Si miras a tu alrededor, generalmente la gente responsable es la que a la larga les va bien en lo que hacen.

11. Eres más fuerte mientras te enfocas en las Debilidades

Todo el mundo sabe su punto débil, pero quizá estés ya hartando a todo el mundo con tu punto más fortalecido. Si quieres crecer, enfócate en mejorar en lo que eres débil. Sólo así tu vida tomará otros rumbos y expectativas.

Y bueno, estas son algunas, sin duda habrán muchas más, quizá tu puedas compartir algunas con nosotros abajo en la sección de comentarios.


ULTIMOS
ARTÍCULOS

Iglesia