Deja de Seguir a tu Corazón!

Juan Berrios 26 de agosto de 2013 2 Comentarios

Creo que lo he escuchado miles, millones de veces… Siempre nos lo dicen de diferente forma, pero al fin y al cabo es lo mismo: “escucha tu corazón”, “deja que tu corazón decida”, “sólo tienes que seguir tu corazón”. Yendo un poco más lejos, desde las películas de Disney hasta las canciones románticas, lo han dicho alguna vez. En momentos de confusión, nos animamos unos a otros a hacer lo que les haga sentir mejor.

¡Que fácil sería si nuestro corazón siempre decidiera correctamente!

El origen de la frase “sigue a tu corazón” no es clara, pero tiene un sentido cultural abrumador que nos dice que “es lo que debemos hacer cuando nos enfrentamos a decisiones difíciles“. Es una frase aparentemente inofensiva y alentadora, pero ¿Qué es lo que realmente nos está causando?.

Inconscientemente, creemos que todas estas frases “cliché”, están porque son verdad, así como los famosos “dichos o refranes“.

¡Pero que error tan común y nefasto!. Y no estoy siendo muy fatalista, mucha gente inconscientemente cree estas cosas.

“Sigue a tu corazón” tenía muy poco peso para mí hasta que hace poco leí al profeta Jeremías, que nos dice: “El corazón es engañoso por sobre todas las cosas, y perverso. ¿Quién lo conocerá? “(Jeremías 17:09) Antes, dice,“Maldito el hombre que confía en el hombre!”

Entonces ¿Que estamos haciendo si nuestro corazón, no necesariamente sabe elegir?. La Biblia tiene una opinión muy diferente sobre nuestros corazones. No son nuestros guías fieles, pero esto suena muy feo si lo comparamos con lo que la gente nos dice, sino preguntemosle a Laura Pausini en su tema “Escucha tu Corazón”.

El problema se encuentra en que nosotros queremos hacer lo que quiere nuestro corazón, sabiendo lo que realmente nos conviene, que casi siempre va en contra de lo que nuestro corazón siente o desea. Nos engañamos a nosotros mismos, pidiendo consejos sobre “que debemos hacer“, pues lo único que queremos escuchar es algo así como esta frase y sentirnos respaldados por la decisión que estamos tomando.

En medio de nuestra confusión, Dios puede ser sólo uno de muchos consultores a los que acudimos en la búsqueda de respuestas para cómo vivir. El problema es que la mayor parte de la sabiduría de Dios sólo funciona cuando se aplica por completo y no sólo en parte.

“Cuida tu corazón por encima de todo” (Proverbios 4:23)

La idea de Dios para tu vida no es que sigas a tu corazón, pero si que lo cuides. Así que ten cuidado con seguir tu corazón a lo que él quiere que hagas, pues es en nuestro corazón, en donde encontraras toda la comprensión del mundo, contrario a lo que Dios quiere para ti.

Sé Valiente

El corazón del hombre es contrario al corazón de Dios. El corazón del hombre es arrogante, duro, rebelde, egoísta y engañoso, entre otros muchos defectos. El de Dios, en cambio, es un corazón manso y humilde.

La única manera de estar convencidos de las mejores decisiones,  es comenzar a seguir a Dios, para tomar su sabiduría, su yugo de la enseñanza. Tienes que ser VALIENTE y luchar, demostrarle tu amor a Dios con obediencia.

Entregar nuestra vida a Dios comienza con el corazón. Nunca vamos a cambiar por completo hasta que digamos “NO” a nuestro corazón de líder y sí a la voz de Jesucristo.


ULTIMOS
ARTÍCULOS

Iglesia

Comentarios

Todas las opiniones son válidas. Escribe con amabilidad

  1. […] una sociedad orientada a las emociones, y lamentablemente, eso se ha extendido a la iglesia. Pero los sentimientos no son confiables y las emociones tampoco. Éstas fluyen hacia arriba y hacia abajo, como las mareas en el mar, que arrastran todo tipo de […]

  2. […] desde la forma en que vemos una relación de pareja. Quizás nos dejamos llevar por nuestros sentimientos engañosos. Dios en su infinita sabiduría nos comparte de estas palabras casi imposibles de realizar en la […]