Entre la espada y la Pared: Dios peleará la batalla por Ti

Juan Berrios 4 de junio de 2014 1 Comentario

El Señor mismo peleará por ustedes. Solo quédense tranquilos. (Exodo 14:14)

¿Un llamado a la pereza?

Ese “Quédense tranquilos” no significa “tómense una siesta”. Lo que Moisés trata de decirles a su pueblo que ve como los egipcios vienen encima de ellos a matarlos es: “mantengan la calma”. Que, ¿Qué?… ¡mantener la calma! ¡pero si los van a matar!

Estos pasajes de la biblia son asombrosos y si crees de verdad en Dios, quien creó todo, no te costará asombrarte también por lo que Él hace cuando todo pareciera que está en contra nuestra. El pueblo de Egipto guiados por Moisés se encontraba en ese momento entre la espada y la pared. La espada eran los Egipcios, cientos de ellos, que venían a matarlos por haber huido de su tierra y bueno… la pared era: el mar.

Creo que se necesitaría mucha fe y confianza en el señor para no esperar lo peor de ese momento. Pero ante los descargos del pueblo de Israel contra Moisés que le decía: “¡Tu nos trajiste a morir aquí!“, el dice una frase que deberíamos aprenderla de memoria (con nuestras palabras): “El Señor mismo peleará por ustedes. Solo quédense tranquilos”.

Guerrero Todopoderoso

Ante las palabras de quien nos ama y que gobierna todo lo que existe solo nos queda armarnos de más valentía y seguir adelante.

Seguramente cuando veamos que nuevamente no hay escape y estemos entre la espada y la pared dudaremos de lo que Dios puede hacer en los momentos más difíciles. Pero eso no debe dejarnos indiferentes.

Una persona mejor aprende las cosas, cuando las experimenta por si mismo. Lamentablemente esto también encierra a los hijos de Dios, que no podemos entender ni siquiera un poquito de la Soberanía de Dios sobre absolutamente todas las cosas.

Entonces decimos “Este es nuestro Dios, que salvó a Israel de los egipcios y abrió los mares con su poder para que pudieran sobrevivir“, pero cuando nos enfrentamos a un problemita chiquitito en comparación a lo que les jugaba en contra al pueblo de Israel nos echamos a morir sin remedio. ¿No es contraproducente?

Déjate llevar por su Soberanía

Sin embargo, ustedes ni siquiera tendrán que luchar. Tomen sus posiciones; luego quédense quietos y observen la victoria del Señor. Él está con ustedes, pueblo de Judá y de Jerusalén. No tengan miedo ni se desalienten. ¡Salgan mañana contra ellos, porque el Señor está con ustedes!”». (2 Crónicas 20:17)

Dios, nos dice: “Prepárate para la guerra, pero deja que yo la gane por ti”. La batalla es de Dios, la gloria es de Dios.

¡Alabado sea el poderoso de Israel!


ULTIMOS
ARTÍCULOS

Iglesia