La misma Moneda

Juan Berrios 2 de marzo de 2014 0 Comentarios

Una vez mi padre me preguntó “¿Por qué dejas que tus amigos se aprovechen de ti?“, yo le respondí que no es que dejara que ellos se aprovechen de mi, si no que yo no los iba a tratar de la misma forma en que ellos saben tratar a las personas. Pensé “eso no seria muy Cristiano de mi parte“. Él no supo como rebatirme…

Dios enseña que no debemos pagar a otros con la misma moneda. El Amor también consiste en amar a nuestros enemigos y a quienes nos hacen mal.

“Han oído la ley que dice: “Ama a tu prójimo” y odia a tu enemigo, pero yo digo: ¡ama a tus enemigos! ¡Ora por los que te persiguen! de esa manera, estarás actuando como verdadero hijo de tu Padre que está en el cielo. Pues él da la luz de su sol tanto a los malos como a los buenos y envía la lluvia sobre los justos y los injustos por igual. (Mateo 5:43-45, NTV)

Y bueno, esa es una razón por la que no deberíamos “pagar con la misma moneda“, pero hay más, no solo debemos amar, la biblia dice que también debemos “hacer bien a quienes nos odian” y esta es la parte más complicada, porque podemos de alguna forma (y muchos lo hacen) ignorar la “mala onda” y “soportar las cosas malas“, pero muchos nos complicamos cuando de “amar” a aquellos que nos odian se trata.

A los que están dispuestos a escuchar, les digo: ¡amen a sus enemigos! Hagan bien a quienes los odian (Lucas 6:27, NTV)

[pullquote]Dios nos da una nueva forma de hacer las cosas, venciendo el mal con el bien[/pullquote]Todos sabemos las reacciones que provocan en nosotros el que nos odien. A algunos se les nota más que a otros pero siempre tendemos a vivir en la defensiva de todo lo que nos rodea, en este estado es cuando nuestra mente está esperando el desquitarnos con algo o alguien cuando nos hace mal. Pero Dios también pone freno a estas cosas y nos recuerda que la venganza, no solo está mal en nuestras manos, sino que le pertenece a Dios.

Queridos amigos, nunca tomen venganza. Dejen que se encargue la justa ira de Dios. Pues dicen las Escrituras:

«Yo tomaré venganza;

yo les pagaré lo que se merecen»,

dice el Señor. (Romanos 12:19, NTV)

Cuando Dios me da una nueva identidad dejamos atrás la idea de tomar las riendas de todo lo que hacemos (tema muchas veces de porque nos quejamos diciendo “me sale todo mal”) y una parte importante de vivir esta vida tomando esta nueva identidad significa dejar de ser gobernados por nuestros deseos vengativos. Dios nos da una nueva forma de hacer las cosas, venciendo el mal con el bien. Recuerda que en toda su bondad, Jesús fue la persona peor tratada, vino a salvar a la humanidad y la humanidad lo crucificó. Jesús debe ser siempre nuestro ejemplo de amor.

Entonces cuando alguien nos diga “ojo por ojo”, quizás ya sea una persona ciega, así que dale ojos para ver.


ULTIMOS
ARTÍCULOS

Iglesia