¿Por Qué Dios permite que quedemos en la Ruina?

Juan Berrios 8 de abril de 2014 1 Comentario

¿Por qué Dios permite que perdamos todo?. Pensaba en esa gente que perdió sus casas en el norte a raíz del terremoto, en la gente que a diario sufre catástrofes y pierden su fuente laboral, en quienes son despedidos y en quienes son abandonados por los demás. Y recordé la historia de Job. Entonces volví a dar gracias a Dios y a convencerme que su palabra siempre tiene que decirnos ante toda circunstancia. El libro de Job parte describiendo a este hombre “intachable” y que tenía “temor de Dios” y se mantenía “apartado del mal“. En resumen era un hombre obediente a Dios que no cometía maldades. Ah! ¡otra cosa! Job era un hombre muy rico y con muchos hijos. Ante Dios Job era visto como “el mejor hombre en la tierra” por lo que Satanás le dice a Dios que esto se debe a que le ha dado de todo y que lo ha protegido y que si le quita lo que tiene y lo deja en la ruina él lo terminará maldiciendo (¿Se fijan en la manera superficial en que Satanás se refiere a Job?), bueno a raíz de eso Dios le dice a Satanás que pruebe si esto es así y deja que haga lo que quiera con todo lo que posee Job pero le ordena que no le haga daño.

Pruebas, pruebas y más Pruebas

Bueno, de aquí en adelante Job comienza a perderlo todo, primero sus riquezas y sus hijos, pero pese a la amargura y lo pesimista que fue esta realidad para Job, el no deja de mantenerse junto a Dios. Pero Satanás no dejá ahí la cosa, vuelve donde Dios y justifica la fidelidad de Job con el hecho de que él aun no pierde su salud, entonces Dios deja que satanás hiera gravemente a Job pero le ordena que no le quite la vida. Entonces Job fue dañado de pies a cabeza, en ese dolor y sufrimiento su esposa le dice: «¿Todavía intentas conservar tu integridad? Maldice a Dios y muérete».

¿Castigos de Dios?

Tres amigos de Job llegan a su casa para acompañarlo en su sufrimiento, se sentaron con el por siete dias y siete noches sin decirle ninguna palabra, luego de eso lo comenzaron a acusar ya que pensaban que Job había pecado grandemente contra Dios y que por eso estaba pasando por ese sufrimiento.

Luego de que sus amigos se aburrieran de tratar de convencerlo que había pecado, Dios habló y desafió a Job con muchas preguntas, entre ellas:  ¿Quien era para condenar al Todopoderoso?. Entonces Job vio a Dios de una forma que nunca antes había experimentado y dijo “No soy nada”, retractandose de todo lo que había dicho. Dios expresó Su enojo con los amigos de Job porque ellos no dijeron lo que era bueno de Él de la manera en que Job lo hizo.

Y bueno, después de que Job se quejara tanto y que sus amigos lo intentaran convencer de pecados que él no cometió y luego de que Dios le mostrara su grandeza, Job se retracto de haber cuestionado el actuar de Dios y fue bendecido por Él con el doble de lo que tenía antes.

En el borde de la Muerte

¿Porqué no entendemos los propósitos de Dios?. Nuestras mentes limitadas y nuestra forma de ver las cosas no se pueden comparar con la forma en que Dios hace y piensa las cosas. Job perdió primero un poco de lo que tenía, y bueno, eso no lo destrozo tanto como perder salud y estar casi al borde de la muerte. Dios llego a probar a Job en un punto muy extremo en el cual muchos de nosotros no veríamos salida. Pero veamos como termina esta historia y podremos sacar conclusiones.

Dios tiene el control de todo lo que existe, no hay nada que se escape de su mano y de su poder. Dios permite que sucedan cosas (desastrozas a veces para nosotros) para fortalecernos y probar nuestra fe. Es por eso que debemos (aunque cueste) ver la mano de Dios en todas las cosas que pasan, por mas crueles o desastrozas que parescan todo tiene un plan perfecto diseñado por el creador y sostenedor de todas las cosas: nuestro Dios Todopoderoso.


ULTIMOS
ARTÍCULOS

Iglesia