Como ser Distinto en un mundo donde todos quieren ser Iguales

Juan Berrios 20 de abril de 2017 3 Comentarios

La verdad nunca había sido más difícil de encontrar en un mundo que hace más fácil creer en la mentira. Vivimos aproblemados porque no somos lo suficientemente ricos, no somos tan exitosos y no tenemos lo que necesitamos, somos infelices con nuestro físico, con nuestro vestir y hasta con lo que sentimos. Si, esta es la realidad en que vivimos.

Sueños Falsos

¿Pero acaso hay algo que nos llene detrás de todo esto?, por supuesto que no. Todo se desvanece con el tiempo. El dinero se acaba, el aspecto físico se atrofia, la ropa se ensucia y se destiñe. Entonces, no podemos hacer nuestra vida alrededor de estas cosas, no podemos poner nuestra vida en estos “sueños falsos“, que duran un tiempo y luego se esfuman.

Este mundo que nos miente y nos vende sueños que nos mantienen estresados e infelices, está vacío. Pero hay esperanza, no en este mundo, sino en quien nos promete una eternidad después de esta vida terrenal.

Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre sino por mí. (Juan 14:6, LBLA)

Somos Valiosos

No cuesta hacer una reflexión corta y ver como perseguimos modas, estereotipos y apariencias “supuestamente originales“, que al final son vacías por dentro. Es esta vanidad la que nos llena hoy en día y nos impide buscar cosas realmente importantes.

Todos nos sentimos especiales. Es normal, en un mundo donde diferenciarse del resto es tan complicado. Queremos ser distintos. El problema es que acabamos participando del mismo juego que el resto, anhelando posesiones, luchando por ser queridos y respetados.

En Jesús encontramos la verdad. La verdad que nos dice que “no valemos lo que el mundo nos dice“. No valemos lo que vestimos ni lo que tenemos, no valemos los títulos ni los éxitos que logremos.

Fíjense en las aves del cielo: no siembran ni cosechan ni almacenan en graneros; sin embargo, el Padre celestial las alimenta. ¿No valen ustedes mucho más que ellas? (Mateo 6:26, NVI)

La verdad existe, pero no está en las cosas de este mundo. Esta verdad está en Jesús y nos demanda transformar nuestra mente (nuestra forma de pensar) a una que siga la voluntad de Dios y no de cualquier tendencia o moda.

No se amolden al mundo actual, sino sean transformados mediante la renovación de su mente. Así podrán comprobar cuál es la voluntad de Dios, buena, agradable y perfecta. (Romanos 12:2, NVI)

Si queremos ser diferentes de verdad debemos desechar lo que el mundo nos ofrece. Dios nos promete un camino no “más fácil” sino más perfecto y verdadero.


ULTIMOS
ARTÍCULOS

Iglesia

Comentarios

Todas las opiniones son válidas. Escribe con amabilidad

  1. El problema mas grande de la gente es que viven y quieren vivir para ellos mismos, osea una vida egoista en torno a sus propios caminos. Cristo dice que no nos amoldemos a este mundo, porque este mundo va a la perdición, pero Cristo nos lleva a una vida mejor.