Tecnología y distracciones

Juan Berrios 19 de marzo de 2014 0 Comentarios

La tecnología ha hecho posible que cada día sea más fácil alcanzar aquellas cosas que antes eran solo para quienes tenían mucho dinero, podemos descargar la canción que queramos del álbum que queramos, conocer el lugar que queramos a través de un monitor, leer libros completos, encontrar tanta información como sea posible y muchísimas cosas más. Esto ha favorecido el que muchos Cristianos también accedan a sermones completos, traducciones de predicas, mensajes, a la biblia gratuitamente en la versión que queramos, escuchar cualquier banda Cristiana y hasta ver servicios de muchas iglesias en vivo o diferidos.

Pero así como podemos ver el vaso lleno de todos estos avances, el vaso medio vacío nos está suplicando que lo llenemos con actitudes más reales y palpables. Dame un momento y te doy un ejemplo.

Nuestra biblia (esa con hojitas, no sé si te acuerdas xD) se encuentra tirada allí en algún rincón de un librero en nuestra pieza. Cosa impensada para los Cristianos de hace algunos años atrás. No tengo nada en contra de la app “You Version” es más me parece una tremenda bendición y la ocupo mucho, lo fome es que perdimos la costumbre de tomar nuestra biblia (la de papel) y ponernos a leer y orar concentradamente sin estar esperando que nos respondan por whatsapp o por facebook messenger, o sea, estamos expuestos un 200% (digo yo) a distracciones que no nos permiten leer en paz.

Sigo hablando de distracciones no para hacerte cambiar de actitud radicalmente (en todo caso, no es ese el caso), si no para que aprendamos a hacer todo de manera moderada. O sea, las apps como You Version o otras que nos acercan a Dios y mantienen las costumbres Cristianas como leer la bilbia son bendiciones y excelentes herramientas, pero no debemos abusar de ellas.

Abramos de vez en cuando la biblia, busquemos algún momento especial en nuestra rutina para meditar sobre la palabra de Dios, para orar, para compartir con nuestra familia y con amigos.


ULTIMOS
ARTÍCULOS

Iglesia